02 julio 2008

¡Qué viene el bonus!

Estamos a pocos meses del final de obra, como siempre no llegamos a plazo y los jefes y el cliente empiezan a ponerse muy nerviosos porque se juegan mucha, mucha pasta.

Así que como siempre nos piden un sobre esfuerzo e intentan motivarnos con un jugoso bonus al final del proyecto.

El esfuerzo es hacer: noches, festivos, sábados, horas extra, no coger casi vacaciones de verano, ......... de gratis, y si no es así te invitan amablemente a abandonar el barco. Para extender el pánico ya han echado a uno, concretamente al jefe de menor categoría.

Un compañero que lleva bastantes años en la empresa me dijo que es la cuarta vez que le prometían el bonus, pero que por el momento siempre algo se ha torcido a última hora y nunca le ha llegado.

Solo puedo decir, que ante mi nueva filosofía me voy a comer la vida a mordiscos, ahora bien, en una calurosa noche de julio con algún contratista, compañero, jefe o el cliente pesado dándome la lata, no prometo que no tengan que ponerse la antirrábica.

2 comentarios:

Berracus dijo...

Mucho bonus, mucho bonus y al final lo que te viene es un malus... como me pasó a mí el domingo. Tras toda la semana currando de 8 a 20 y el sábado de 9 a 23:59, me entraron unas fiebres el domingo que pa qué. Y el bonus fue salir lunes y martes a las 20:30... anda que... Espero que el tuyo venga de verdad. ¡Ánimo! Y cuidado con lo que muerdes ;-)

Enoch dijo...

Yo como Berracus, de momento solo tengo experiencias con el Malus!!

Pero habra que pillar bonus para pagar las vacas!!!!!