10 junio 2008

De mayor quiero ser primer ministro

Tentador sería hablar hoy de los cuatro hijos de la gran puta que encabezan las cuatro grandes potencias europeas (Enoch, no me censures, que esto nos afectará a todos, y al fin y al cabo solo digo en voz alta lo que todos estamos pensando): Gran Bretaña, Francia, Italia y Alemania; y de su magnífica propuesta de las 65 horas semanales.

Pero no, me voy a centrar solo en uno de ellos.

¿Qué pasa si un primer ministro, dueño de medio país, con un pasado plagado de incidentes diplomáticos, casos de corrupción, de extorsión política, de escándalos sexuales, de fraudes electorales, manipulaciones informativas, declaraciones machistas y actitudes fascistas, se empeña en aferrarse a su recién re-estrenado cargo, para seguir mangoneando a su antojo?

Pues, sencillamente, convierte en ilegal lo legal, y anula por ley las posibles vías que le puedan incriminar por alguna de sus habituales formas de proceder.

Que grande es ser primer ministro... Creo que se lo voy a pedir a los reyes para estas navidades...

5 comentarios:

Pablo M. Beleña dijo...

exacto, qué fácil es hacer política desde el despacho

y entre las potencias que citas, Francia, Italia y Alemania estaban vendidas. Pero lo de UK con Brown, un laborista, tiene tela...

Матрёшка dijo...

¿65 horas semanales de trabajo?

AAAAAAAHHHHHHHHHHGGGGGGGGGGGGGGGG..........!!!!!!!!!!

Berracus dijo...

¿sólo 65? bah, ni pa empezar tengo... Lo de Berlusconi es normal, uno se hace primer ministro por su bien, no por el de su pais. Además, los italianos bien saben lo que les esperaba...
Por otro lado, Pablo, si conoces a algun laborista que tenga cierto sentido de la izquierda, me lo presentas, porque lo que es yo, no recuerdo a ninguno. Es como los demócratas yanquis, la parte menos a la derecha de la derecha.

Enoch dijo...

65 horitas... Eso son 13 horitas diarias... Casi que nos pueden poner una cama en la oficina, total para el tiempo que sobra! Inadmisible!

Por cierto: yo también quiero ser primer ministro...

DREAMMER dijo...

Pablo & Berracus:
De laboristas tienen el nombre... y poco más. Respecto al Ducce, digo... Il Cavaliere, estaban avisados, que los italianos deben ser, además del borrico, los únicos animales que tropiezan dos veces en la misma piedra.

Матрёшка:
No chilles, que yo también me he asustado...

Enoch:
No des ideas, chavalote, que lo mismo hasta nos descuentan el alquiler pernoctario de la nómina... Y ponte a la cola, que yo lo he dicho antes.