14 abril 2008

Sucedíó hace 77 años...

Corría el año 1930 cuando, ante la dimisión del golpista Primo de Rivera, el monarca regente de este nuestro país, Alfonso XIII, decidió que era hora de dar un nuevo rumbo al país.
En un intento de consolidación de su reinado a través de la cercanía con el pueblo, planeó una serie de consultas y referendos, con dos objetivos en mente: por un lado formar un nuevo gobierno democrático y legítimo, alejado de la dictadura saliente; y por otro, el ya referido de mostrar su interés en el bien del pueblo español, de manera que a la par refrendase su figura como rey querido y deseado por el pueblo.

Todo ello, tras distintos nombramientos y actos institucionales, culminaba el día 12 de abril de 1931, jornada en que se celebraban elecciones municipales en España. Los resultados, si bien eran favorables en número de votos a los partidarios de la monarquía, arrojaron un balance desastroso para el Rey: Las capitales de provincia y las principales ciudades declaraban en las urnas sus ansias republicanas, y barrían en número de votos a la corona.

Tan solo dos días después, el 14 de Abril de 1931, se proclamaba la Segunda República.
El Rey se encontraba ya en el exilio, huido la misma noche electoral a sabiendas de los resultados.

D. Niceto Alcalá-Zamora, ferviente opositor durante los años de la dictadura y activista liberal, que ya había formado parte del gobierno anterior al golpe de estado de Primo de Rivera, es nombrado Presidente de la República.
La tricolor ondea en los principales ayuntamientos de España y en el edificio de la Presidencia de Gobierno, y el nuevo himno suena en las calles del pais...

Todo esto sucedió hace 77 años, tal día como hoy.
Por eso, y por mucho más que no viene al caso, sirva este post como sentido homenaje a uno de los gobiernos más progresistas, abiertos y liberales de la Historia. La Constitución del 9 de diciembre supuso avances tales como la separación de Iglesia y Estado, declarándose la Laicidad del mismo; la instauración del divorcio o el matrimonio civil; la igualdad de derechos para la mujer; la reinstauración del sufragio universal; la legitimación de las autonomías regionalistas; o un importante avance en las libertades individuales, como actos más destacados.
Solo significó un corto periodo, del 31 al 36, momento en el cual la sublevación fascista degeneró en golpe de estado contra Azaña y provocó la Guerra Civil, que acabó definitivamente con la República en 1939. Pero eso, es otra historia.

Sin duda alguna, aquellos 5 años significaron la victoria de la Democracia y la Libertad frente a la injusticia, la acumulación de poder y la opresión dictatorial auspiciada por una monarquía narcisista y siempre alejada del pueblo.


4 comentarios:

Manic dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manic dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manic dijo...

A quien le interese hacer un poco de turismo y sea un entusiasta de la II república, en Leganés con motivo del 75 aniversario de la II república se dio su nombre a una plaza

Berracus dijo...

Salud y república!¡