23 mayo 2008

¿Dónde están las llaves? Matarile, rile rile

Nuestra reformilla ya va viento en popa, y se puede decir que nos quedan únicamente los remates. Por eso, el pasado martes venían: los carpinteros, el fontanero, el electricista, el de la tarima y el albañil.

Y esa noche al final de una dura jornada de trabajo, bastante cansados, bajamos a ver que tal había quedado.

Yo en mi línea: ¡ay, no me gusta como ha quedado lo del espejito!, y ha sido culpa mía, ¡ay nos han manchado la pared!, ¡ay vuelve a abrir!, que no he visto bien las luces de la cocina, ¡ay .........!

Esta actitud estaba haciendo montar en cólera poco a poco, o más bien de mucho en mucho, a mi chico. Con lo que con sus malas pulgas, conocidas por todos, empezó a despotricar y yo no tuve de menos que mandarle a hacer puñetas. Así que, todos mosqueados nos fuimos a dormir.

Al día siguiente, me llama mi padre diciendo que ha vuelto el electricista, y que no encuentran la llave del piso. Llamamos a mi maridito, y todo angustiado -ya decía él y no yo (je,je)-: "¡ay, no se donde las dejé!"... Saliendo del trabajo corriendo para venir a casa a buscarlas.

Es importante saber que es una puerta acorazada, y cambiar la cerradura es mucha pasta.

A todo esto, mi padre se encuentra la puerta abierta del piso y al carpintero trabajando dentro.

- Di..., di..., disculpe...., ¿cómo ha entrado?
- Pues por la puerta ¡cómo to´ el mundo! (con fuerte acento castizo).

- Ya ..., pero ¿cómo la ha abierto?
- ¡Toma, con la llave que estaba puesta por fuera!. Tienque tener ustedes más cuidao, que en los tiempos que corren ...

- Ah, gracias.

Mi chico esa noche llegó dócil, poniendo los ojitos del gato de Shrek, y diciendo “me deje las llaves puestas”, ..... Y yo como soy una santa mujer, me reí y le di un besito.

¡Pa´ habernos matao!

8 comentarios:

Enoch dijo...

¡Mira que dejarse las llaves puestas! Imagina que entran y os roban la campana!! :-)

Berracus dijo...

Si es que esas patillas han tenido que echar raices en el "celebro", normal que se le olviden las llaves puestas por fuera. Y respecto a vuestra puerta acorazada, nunca os perdonaré que quitáseis el acolchado interior. Qué gran error.

Manic dijo...

¿Dónde tenemos la cabeza? Yo creo que esto es el comienzo de 10 años de mala suerte por haber quitado el acolchado de la puerta.

Матрёшка dijo...

La campana , nooooo.........!

El acolchado de la puerta era muy bonito, pero contradecía las reglas del fen shui.

Dreammer, ¿qué opinas de mi post?

DREAMMER dijo...

El post es bueno.
La puerta mejor como la has dejado ahora.
La campana cualquier día sale volando... y no vuelve.
A ver el resto, cuando estén de obra en sus viviendas, si se rien de ti igual que ahora, jejejeje... me se de uno al que le queda muy poco para que le den su piso... y ahí empezará su sufrimiento.

Berracus dijo...

En mi casa las obras las hacemos en familia, así que poco sufrimiento va a haber :-)

Manic dijo...

Pero para que haya obras primero tiene que haber casa, así que algunos, al menos de momento, se libran de las obras

Enoch dijo...

Quién tuviera piso para poder sufrir obras!!!